Facebook
Twitter
YouTube


Eduso Consejo General de Colegios de Educadores y Educadoras Sociales
Ventanilla Única
Campus EDUSO Madrid
» COVID-19 » COVID-19 INICIATIVAS » ACOMPAÑAMIENTO A MAYORES
 

ACOMPAÑAMIENTO A MAYORES


 

 

En tiempos de COVID-19 Lares ofrece la posibilidad de hacer voluntariado virtual enviándonos cartas audiovisuales (videos) de ánimo y apoyo a las personas mayores y a los profesionales de las residencias.

Envía tus cartas audiovisuales de 60 segundos a:  estamosconvosotros@lares.org.es  y no te olvides de darnos tu autorización, en el mismo correo, para publicarlo: “Con la remisión del video, acepto expresamente la política de protección de datos de la que he sido informado, y la utilización de las imágenes”

www.lares.org.es

 

 

 

 

EXPERIENCIAS EN PRIMERA PERSONAS

Yolanda Fernández Rodíguez Educadora Social

 

Como Educadora Social trato de empatizar con las personas que peor lo están pasando con la situación que estamos viviendo por el Estado de Alarma decretado el pasado día 14 de marzo. Especialmente con el colectivo de la tercera edad que es con el que trabajo y, sobre todo, porque es mi pasión y vocación.

 


Desde unos días antes de decretarse el Estado de Alarma ya habíamos decido cancelar las sesiones grupales para proteger a nuestros mayores. Unos días después cancelamos también las individuales y, finalmente, como el resto de negocios tuvimos que cerrar. Nadie sabe con seguridad lo que durará esto y las consecuencias que dejará. Seguramente debamos antener
el distanciamiento social una temporada. Muchos de mis mayores necesitan el contacto físico y el cariño, va a ser duro conseguir reprimirse y no darles un abrazo o un fuerte beso cuando les vea, pero mientras no tengamos vacuna o no hayamos erradicado el virus, tendremos que hacerlo así.


Las personas mayores no sólo son un pozo de sabiduría, sino que en estos momentos nos pueden transmitir alegría y ganas de vivir. A diario hago un seguimiento de mis usuarios. Con aquellos tecnológicamente más avanzados hago una videollamada y con los que no, por teléfono. Les llamo para ver que tal están, cómo llevan el confinamiento y si necesitan algo. Por suerte, la cercanía me permite poder acercarles si lo necesitan la compra o las medicinas. La sorpresa es que son ellos quienes me alegran el día a día a mí, como lo hacen cada vez que vienen a mi centro.

 

No puedo describir cuánto echo de menos estar con ellos.

Seguir leyendo +